El Guggenheim se centra el arte feminista y social de Niki de Saint Phalle

Pablo 11 marzo, 2015 0

Niki-de-Saint-Phalle-home-809x394

 

El Museo Guggenheim de Bilbao  penetra en el  arte radicalmente feminista y social, al mismo tiempo que alegre y colorista, de la artista francesa Niki de Saint Phalle, que está considerada como la primera creadora feminista del mundo.

El museo bilbaíno dedica su primera gran exposición de la temporada a enseñar a sus visitantes la multifacética obra de una artista desconocida hasta hoy en día en España donde es la primera ocasión que se le dedica una gran retrospectiva.  La exposición estará abierta hasta el próximo 11 de junio.

Con una carrera que arranca  en 1950 y llega hasta comienzos del siglo XXI, Niki de Saint Phalle es mundialmente conocida por su conocida  serie de las Nanas, realizada en la década de 1960, en las que, de con un estilo bastante próximo al arte pop, refleja su personal visión del cuerpo de la mujer.

Además, su  faceta de activista del feminismo se puede ver en las series Novias, Alumbramientos, Diosas y Madres Devoradoras que, junto a las  Nanas componen su universo feminista.

Otro de los ejes claves de su obra es la serie de pinturas titulada Disparos con la que se coloca como una de las fundadoras de los “happening”. Esta serie es muy escandalosa para su época por la violencia que, a juicio de los críticos, destilaban estos cuadros. Encima, el Museo Guggenheim ha conseguido recrea  en la sala que alberga  estas obras, la atmósfera emocional que destila esta sublime acción creadora.

Los Disparos se erigen en denuncia de situaciones sociales a su parecer injustas, como la sociedad patriarcal y la situación política de la década de 1960, en la que convivían la Guerra Fría en Europa y la de Argelia, en Francia, y también se refieren a la visión tradicional del arte y la religión.

Por último, el tercer eje vital de la obra de la artista francesa, que muestra en sus obras influencias del arquitecto  Gaudí, sobre todo le impactó su visita al Parque Güell en  Barcelona; de los norteamericanos Pollock, Jasper Johns y Rauschengberg y de Jean Dubuffet, resulta la obra pública.