Escuela de Chicago

blogerredas 22 Enero, 2011 0

Escuela


En cuanto a la arquitectura, no podemos dejar de mencionar como movimiento artístico a la Escuela de Chicago, como una de las líneas fundadoras de una nueva tendencia, ya que se consolidó como una de las pioneras en introducir nuevos materiales y técnicas de construcción para los edificios típicos de la época en la cual surgió el movimiento, es decir edificios comerciales de grandes dimensiones, relacionados con los grandes cambios en la industria de esos momentos.

La corriente que nace de esta escuela surge a finales del siglo XIX y principios del XX, a partir de la revolución industrial, lo que produce la aparición de nuevas fuentes de energía, como la electricidad, y materiales con los que se podía experimentar.

Con profesionales como Henry Hobson Richardson y William Le Baron Jenney, que ven la necesidad de crear nuevos formatos de viviendas, se da una tendencia innovadora de hogares de familias, ya que la sociedad experimentaba un considerable aumento demográfico.

Con la Escuela de Chicago, aparecerá un nuevo concepto en la arquitectura de aquellos años: el rascacielos. Debido a una gran demanda de construcción, se dispone una edificación vertical, que implicaba varios pisos elevados sobre una planta reducida. De esta manera, comenzaron a ser frecuentes los edificios de entre 10 y 16 pisos de altura, y en poco tiempo más los rascacielos, a partir de los cuales vieron la luz los primeros ascensores eléctricos.

Esta institución que ha desarrollado este nuevo tipo de construcción, integrada por un conjunto de arquitectos prestigiosos, propone soluciones concretas: estructuras metálicas revestidas según la función del edificio, ventanas que podían variar de tamaño cuando se deseara y la eliminación de los muros de carga.

Un proyecto con una estética diferente, adaptado a la situación que se vivía, y a los conflictos sociales por los que atravesaba una comunidad entera.